TILA; CHIAPAS (CRISTO NEGRO)

Historia del señor de tila

Historia del Señor de Tila 

El Cristo, Señor de Tila, al igual que los Cristos de Esquípulas (Guatemala), Chalma (Estado de México) y Otaltitlán (Veracruz), recibe un sinnúmero de visitantes que van en busca de las grandes caridades, milagros, curación a sus males y cumplimiento de las promesas. Cuenta la tradición, que todo aquel visitante que arribe a este pueblo, lo primero que debe de hacer es visitar al Señor.

La imagen del Cristo Crucificado es muy antigua hecha de madera de ébano (muy dura). Se supone fue traída de Guatemala y sea del mismo escultor del Cristo de Esquípulas.
La veneración a este Cristo, data aproximadamente desde 1539.

En el año de 1694, el Obispo de Chiapas don Francisco Núñez de la Vega, relata y da fe de la renovación milagrosa del cuerpo del Señor debido al gran deterioro que a causa de los besos y manoseos había sufrido la imagen.

La fecha principal en que se venera al Cristo es la Fiesta de Corpus Christi (Junio), fecha en que recibe una gran cantidad de devotos de diversas partes de la República y Centroamérica. También el Quinto Viernes de la Semana Santa y el 15 de Enero es motivo de culto y celebración.

La renovación tenía por objeto, limpiar y mejorar la imagen que se había deteriorado. El Obispo Fray Francisco Núñez de la Vega, fue a hacer la visita pastoral llevando consigo al artista que habría de hacer la renovación. Inspeccionaron la imagen: el Obispo, los sacerdotes y el artista, por la noche y convinieron que el artista comenzara a trabajar al día siguiente. Pero cuando fue el artista a comenzar su trabajo, se dio cuenta que la imagen estaba completamente renovada sin que nadie le hubiera puesto la mano.

Para hacer constar la veracidad de éste prodigio, el Obispo abrió un proceso de investigación, tomando juramento a cada uno de los testigos, en virtud de lo cuál, el Obispo hizo la declaración de aquella renovación milagrosa, en un documento que actualmente se encuentra en los archivos de la Curia Diocesana y que se transcribe a continuación:

“En la Ciudad Real de Chiapas a diez y seis días del mes de Julio de mil seiscientos noventa y cuatro años, el Ilmo.Rmo Señor M. Dn. Fray Francisco Nuñez de la Vega del Orden de Predicadores Obispos de este Obispado de Chiapa y Soconusco, del consejo de su Magd, habiendo visto la infomn procedente, sobre los casos, y sucesos que de algunos años a esta parte se han atribuido a la imagen del Santísimo Christo que llaman de Tila, y los pareceres de los Teólogos a quien su Sría.Illma. la remitió; dixo que usando de su autoridad ordinaria y en aquella vía, y forma que puede, y le pertenece declarava, y declaró por prodigiosa, y milagrosa la renovación de la Santa imagen de Christo Crucificado de vulto (que) se venera en la dha Iglesia de el Pueblo de Tila; porque estando antes todo su cuerpo ahumado y denegrido improvisamente se manifesto, y hallo blanco como al presente se ve.- Y assimesmo aprobava y aprobo por milagrosos todos los demás casos expresados en la dha información, que la Magestad Divina a obrado en la mesma Santa Imagen: y dava y dio licencia para que como tales milagros se pinten y pongan en publico y rrefieran en los pulpitos; por convenir al mayor servicio de Dios Nro. Señor y aumento de la dha Santa Imagen: y mando que estos autos originales " que constan de quince foxas escritas en todo y en parte " se pongan y cosan en el libro que tienen los Capitanes de el recibo, y gasto de su cargo, para que en todo tiempo "conste" de ellos. Assi lo proveio, declaro y firmo Su Sa Illma.- Fr. Franco Ogpo de Chiapa y Soconusco - Ante mi D. Nicolas de Mercado Secreto " Hay dos rúbricas". Original en el Archivo de la Curia Diocesana según copia del 10 de Agosto de 1945 que obra en Tila.

El crucifijo” se renovó milagrosamente en 1693 ; se pretendía restaurar la imagen que debido al humo de las velas que se acostumbraban quemar en gran cantidad se había ennegrecido y deteriorado de todo el cuerpo- El Obispo Fray Francisco Núñez de la Vega , O. P. hacía la visita pastoral en ese año acompañado de algunos sacerdotes, llevando consigo al artista que había de hacer el trabajo, revisando cuidadosamente la imagen por la noche, se acordó que al artista comenzara a trabajar al día siguiente, pero a la mañana siguiente llegando dispuesto a trabajar; se dio cuenta que la imagen estaba perfectamente limpia, con un color natural, sin que le hubiera puesto mano.

El obispo abrió un proceso de investigación, tomando juramento a cada uno de los testigos, declaró milagrosa aquella renovación y la tomó como un signo palpable de que debía de continuar con su trabajo pastoral que atravesaba por muchas dificultades.

Introduce en el libro de sus constituciones diocesanas el maravilloso acontecimiento del milagro de Tila, que envió a Roma a S. S el Papa Clemente XI.

Es el documento impreso mas antiguo que nos narra el hecho del milagro del señor de tila, en 1702 sale impreso en roma dicho libro y es una joya Bibliográfica Chiapaneca del cual se conoce muy pocos ejemplares.

El señor Obispo Fray Francisco Núñez de su propio dinero construyó el actual santuario que alberga la bendita imagen, dichos documentos se encuentra en el archivo histórico diocesano, el pueblo de Tila le debe mucho a este singular prelado.

En la guerra de la independencia. El obispo de Chiapas Ambrosio de Llano y López, toma la determinación de trasladar al santuario de Tila la sede episcopal. Siendo tila el centro por 5 años de toda la diócesis de Chiapas y que comprendía hasta Tabasco. Este hecho histórico termina hasta 1815 en que murió el obispo invocando el nombre bendito del señor de Tila en sus labios de moribundo.

Es uno de los padres de la independencia de Chiapas. No hay que olvidar que desde el siglo XVII todos los obispos de Chiapas han ido a venerar esta sagrada imagen, destacándose los obispos José Moctezuma, nieto del último emperador Mexicano Moctezuma II. Francisco Polanco, el gran analista de Chiapas. Marco Bravo de la Serna, fundador del seminario conciliar. El obispo Colima y Rubio, Luque y Ayererdi, el siervo de Dios Francisco Orozco y Jiménez que vivió dentro de sus muros y muchos más. 

Durante la persecución religiosa en Tabasco, el gobernador Garrido Canabal quiso desterrar la fe cristiana en este pueblo. Los creyentes Tabasqueños peregrinaron a Tila fortaleciendo su fe junto al Cristo crucificado de Tila; cuando en Tabasco no había ningún templo ni sacerdotes, el señor de Tila, que escapo milagrosamente al odio de los perseguidores que querían destruirlo, colmó los anhelos del pueblo perseguido.

Terminada la persecución religiosa surge triunfante y su fama se acrecienta en todo México. Convirtiéndose en uno de los centros de peregrinación y de fe más importante del sureste mexicano donde, no solo Chiapanecos van en peregrinación sino del norte al sur de la nación Mexicana acuden a postrarse a sus benditos pies y recibir favores.

Son incontable los prodigios que Dios Padre ha concedido por mediación de su hijo en esta imagen sagrada donde los pobres son socorridos, los enfermos encuentran curación, según el párroco del lugar Heriberto Cruz Vera, la importancia del santo milagroso crece con el motivo del milagro de Tila que se celebra el 15 de enero de cada año, en 1693 esta imagen fue señalada con un milagro en su renovación.

Además de tener todo un significado dentro de la mitología Maya, el color negro del señor, la cruz con signos muy indígenas como la flor de Quetzalcóatl o el trébol de cuatro hojas, que también posee en su vientre la santísima virgen de Guadalupe, tienen relevancia especial.

Con toda esta cosmogonía Maya el Cristo ha sido muy atrayente, ya que acuden miles y miles de visitantes a su fiesta el 15 de enero, Fiesta del pueblo de Tila, además en Semana Santa y sobre todo la fiesta grande que es en “Corpus Cristi”.

Respecto a la leyenda de su aparición en la cueva ubicada en el cerro que se encuentra enfrente de la iglesia, Se dice que en ese lugar está el espíritu y muchas leyendas cuentan que en el Cerro estuvo el señor., que allí lloró, por eso existe una imagen de piedra que semeja un rostro, esta imagen que se guardó en la cueva, también estuvo en otros lugares como Joljá, pero siempre fue cuidada y protegida por los indígenas choles.

Para llegar a esta cueva, se tiene que caminar en medio de cafetales por espacio de una hora aproximadamente, el ascenso al cerro, se da, de acuerdo a las condiciones climatológicas, ya que la niebla o las lluvias a veces hacen a uno desistir en su intento de conocer el lugar donde apareció el señor de Tila.

La imagen del Cristo, esta sobre una cruz de madera con características muy naturales ya que parece que estuviera enredado por “bejucos” o “enredaderas” y después colocada sobre otra cruz mas amplia de madera, la imagen es de color negro y solamente porta una faldilla de tela que cubre sus partes nobles, a diferencia de otros, este posee una corona con resplandores.

Cabe hacer referencia que los Tabasqueños le tienen mucha fe, y entre ellos se destaca a uno de los músicos más famosos de ese estado que compuso muchas canciones y que las interpretó en estilo popular, me estoy refiriendo a “CHICO CHE” y su grupo “la crisis”, que como el decía: “Antes eran dos noches y un día que se habría de caminar para llegar a Tila.
© 2014 TILA; CHIAPAS (CRISTO NEGRO)

31701